Cursos para niños

¿CÓMO SON LAS CLASES?

Para que el aprendizaje del inglés en los niños pequeños sea efectivo, es imprescindible que las clases sean amenas, variadas y divertidas. En nuestras clases usamos gran variedad de materiales: flashcards, vídeos, libros, canciones y bailes, manualidades, muñecos y marionetas… para fomentar su imaginación y creatividad y generar  interés por el inglés en cada clase.

De este modo aprenden a escuchar, entender y hablar, creando situaciones para contextualizar y verbalizar lo aprendido. A lo largo de este proceso, la figura del profesor adquiere una gran importancia, ya que va a ser quien los guíe en este viaje y los mantenga motivados día a día. Es por esto, que todos nuestros profesores son grandes profesionales, altamente cualificados y con amplia experiencia.

MÉTODO

clipclap logoEn Crossroads Kids usamos el método Clip Clap, que favorece la activación del cerebro y ayuda a estimular las habilidades innatas que todos tenemos cuando nacemos. Así pues, al exponer a los niños a situaciones naturales y espontáneas, el inglés se interioriza como si de una lengua materna se tratara. Si añadido a esto, se hace un hábito de la exposición diaria al inglés, sea mediante dibujos animados, lectura de historias o simplemente repetir una canción que se haya aprendido en clase, los beneficios se multiplicarán.

Como a cada edad las capacidades y necesidades de los estudiantes son diferentes, todos nuestros cursos se orientan y adaptan a esas demandas, para que los niños puedan exprimir al máximo sus habilidades.

VENTAJAS DE APRENDER UNA SEGUNDA O TERCERA LENGUA DESDE JOVEN

Desde el nacimiento y hasta los 3 años de vida, el cerebro del bebé tiene abiertas ventanas de oportunidades para aprender las estructuras gramaticales de más de un idioma, sin esfuerzo y con naturalidad.

Añadido a esto, el aprendizaje de otra lengua dispara su creatividad y aumenta sus dotes comunicativas. También potencia la memoria, al mismo tiempo que beneficia la atención y concentración.

VENTAJAS DEL BILINGÜISMO

Innumerables estudios demuestran que el aprendizaje de una tercera o cuarta lengua tiene consecuencias positivas en las capacidades cognitivas. Asimismo, potencia su elasticidad mental y ayuda a que los niños estén más abiertos a conocer nuevas culturas.